Close
SUCESIÓN APOSTÓLICA

SUCESIÓN APOSTÓLICA

Nuestra Iglesia es apostólica porque la fe, nuestra fe, se basa en el testimonio de los apóstoles; creemos lo que ellos creyeron.

Jesús dejó a sus apóstoles la responsabilidad de establecer las primeras instituciones.

La sucesión apostólica es una doctrina teológica cristiana que los apóstoles transmiten su autoridad para sus sucesores, los obispos, a través de la imposición de las manos, en el contexto del sacramento del Orden.

Cuando Jesucristo estuvo en la tierra y comenzó a edificar su legado, de entre todos sus discípulos, eligió a doce y los instituyó como Apóstoles, es decir, enviados.

A estos doce, Jesús les da el “ministerio” de «predicar a toda criatura el Evangelio» (Mc 16,15)

Jesús como los Apóstoles eran consientes de que éstos no vivirían para siempre y que estaban destinados a tener sucesores, es decir, personas idóneas que continuaran su ministerio con la misma autoridad que Cristo les había conferido a los doce tal y como lo confirman las Escrituras.

“Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, y eligió doce de entre ellos, a los que llamó también apóstoles. A Simón, a quien llamó Pedro, y a su hermano Andrés; a Santiago y Juan, a Felipe y Bartolomé, a Mateo y Tomás, a Santiago de Alfeo y Simón, llamado Zelotes; a Judas de Santiago, y a Judas Iscariote, que llegó a ser un traidor” Lucas 6,13-16

“Convocando a los Doce, les dio autoridad y poder sobre todos los demonios, y para curar enfermedades” Lucas 9,1

“Jesús les dijo otra vez: «La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío.» Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.” Juan 20,21-23

El primer testimonio en la Biblia sobre la sucesión apostólica, relatado en el libro de los Hechos de los Apóstoles.

Uno de aquellos días Pedro se puso en pie en medio de los hermanos – el número de los reunidos era de unos ciento veinte – y les dijo: «Hermanos, era preciso que se cumpliera la Escritura en la que el Espíritu Santo, por boca de David, había hablado ya acerca de Judas, el que fue guía de los que prendieron a Jesús. Porque él era uno de los nuestros y obtuvo un puesto en este ministerio. «Conviene, pues, que de entre los hombres que anduvieron con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús convivió con nosotros, a partir del bautismo de Juan hasta el día en que nos fue llevado, uno de ellos sea constituido testigo con nosotros de su resurrección.» Presentaron a dos: a José, llamado Barrabás, por sobrenombre Justo, y a Matías. Entonces oraron así: «Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muéstranos a cuál de estos dos has elegido, para ocupar en el ministerio del apostolado el puesto del que Judas desertó para irse adonde le correspondía.» Echaron suertes y la suerte cayó sobre Matías, que fue agregado al número de los doce apóstoles. Hechos 1,16-17.21-26

Comunidades y Presbíteros/Sacerdotes

Los apóstoles establecieron nuevas comunidades y designaban a los sacerdotes por medio de la oración y la imposición de manos.

“No descuides el carisma que hay en ti, que se te comunicó por intervención profética mediante la imposición de las manos del colegio de presbíteros.” 1Timoteo 4,14

A su vez, estos presbíteros nombrados o establecidos, tenían la autoridad conferida por el Espíritu Santo a través de los Apóstoles de nombrar nuevos presbíteros en cada una de sus comunidades.

"El motivo de haberte dejado en Creta, fue para que acabaras de organizar lo que faltaba y establecieras presbíteros en cada ciudad, como yo te ordené.” Tito 1,5

“Tú, pues, hijo mío, mantente fuerte en la gracia de Cristo Jesús; y cuanto me has oído en presencia de muchos testigos confíalo a hombres fieles, que sean capaces, a su vez, de instruir a otros.” 2 Timoteo 2,1-2

“Conforme iban pasando por las ciudades, les iban entregando, para que las observasen, las decisiones tomadas por los apóstoles y presbíteros en Jerusalén.” Hechos 16,4

En la teología/tradición de la Iglesia Católica y la sucesión apostólica Ecuménico ortodoxo, es una especie de "descendencia" de los obispos por los Apóstoles a través de la Genealogía Episcopal, y explica uno de los atributos de la Iglesia cristiana, "apostólica ", establecido en el Concilio de Constantinopla. (Referencia: “7 Concilios”, Documento de la ICE, Doctrina Social.)

El día de hoy obispos fueron ordenados por otros obispos en su cara fueron ordenados por otros obispos hasta llegar a uno de los apóstoles.

La Iglesia Católica Ecuménica es apostólica porque:

Está fundada sobre los apóstoles, y esto de tres maneras:

• fue y permanece edificada sobre " el fundamento de los apóstoles " (Ef. 2:20), testigos escogidos y enviados en misión por el propio Cristo;

• mantiene y, con la ayuda del Espíritu que habita en ella, la enseñanza, el buen depósito, las sanas palabras oídas a los apóstoles;

• Hasta el regreso de Cristo, el Colegio de los Obispos sigue siendo enseñada, santificada y dirigida por los Apóstoles a través de sus sucesores en el ministerio pastoral.

Sucesión Apostólica – La Iglesia Católica Ecuménica

David John Kalke † (2013)

Mark Steven Shirey Shirilau † (1991)

Donald Lawrence Jolly-Gabriel † (1980)

Ignazio Antonio Teodosio Pietroburgo † (1978)

Giuseppe Santo Eusebio Pace† (1968)

Milton Cunha † (1960)

Obispo Carlos Duarte Costa † (1924) Sebastião Cardenal Leme da Silveira Cintra † (1911) Joaquim Cardenal Arcoverde Cavalcantide Albuquerque†1890 Mariano Rampolla del Tíndaro cardenal † (1882) Cardenal Edward Henry Howard † (1872) Carlo Sacconi cardenal † (1851) Filippo Giacomo Cardenal Fransoni † (1822) Pietro Francesco cardenal Galeffi † (1819) Alessandro Mattei cardenal † (1777) Cardenal Bernardino Giraud † (1767) Papa Carlo della Torre Rezzonico † (1743) Papa Próspero Lambertini Lorenzo † (1724) Papa Francesco Pietro (Vincenzo Maria) de Gravina Orsini , OP † (1675) Albertoni Paluzzo cardenal Paluzzi Altieri Degli † (1666) Ulderico Carpegna cardenal † (1630) Luigi Caetani cardenal † (1622) Ludovico Ludovisi cardenal † (1621) Arzobispo Galeazzo Sanvitale † (1604) Cardenal Girolamo Bernerio , OP † (1586) Giulio Antonio Santorio Cardenal † (1566)

Cardinale Scipione Rebiba † (1541)